Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘El clásico "ocho" al crochet’ Category

El clásico y elegante “ocho” queda tanto o más bonito al crochet que a dos agujas. Sin embargo, tiene sus pequeños secretos para resultar perfecto:

1)  Ante todo, es preciso dominar la hechura de varetas cruzadas (y haber practicado unos cuantos puntos fantasía que lleven tales cruces de varetas), puesto que no hay ocho si no se tejen varetas cruzadas.

2)  Siguiendo el modo de las dos agujas (que forman el ocho todo a “punto derecho”), con el ganchillo el ocho se forma mediante todas varetas en realce (del derecho). Para que el contorno del ocho se destaque del resto de la superficie del tejido, es conveniente rodear al ocho o bien de varetas sin realce, o con realce pero del revés, o bien con alguna combinación de fantasía que sea visualmente disímil de las líneas esenciales del ocho.

3)  A fin de que las dos partes del ocho (o sea, los dos “mechones” que lo conforman) no queden fundidas en una sola sobre la parte media, allí donde el tejido no cruza varetas, se debe incluir una vareta realce revés entre ambas partes [ver fotos].

4)  Las varetas que propiamente realizan el cruce deben ser siempre varetas dobles (si venimos tejiendo el ocho con varetas simples). Y en el caso de que hubiéramos venido tejiendo el ocho con varetas dobles, las varetas del cruce deberán ser triples (de tres lazadas, y que salen tan buenas como las más simples).

5)  Por la sencilla razón de una mayor comodidad, es mejor tejer siempre los cruces sobre el lado “derecho” del realce; o sea, es más fácil tejer el cruce con realces derechos, sobre el lado derecho de lo que será el tejido terminado, que hacer el cruce sobre el revés y tomándolo con varetas realce revés (el efecto sería el mismo, sólo que será algo más molesta su ejecución, sobre todo para quienes no tengan demasiada experiencia en esto).

6)  Para lograr ochos compuestos se necesita dominar muy bien (mental y manualmente) el cruce de varetas en un sentido y en otro (es decir, cruzando hacia la derecha y hacia la izquierda); la simetría de los ochos compuestos lo requiere así.

7)  Hay que tener en cuenta que los ochos insumen mucho hilado, y se debe calcular más o menos el doble de material que el que insumiría una prenda normalmente (no demasiado calada), si es que se desea incluir unos cuantos ochos en el diseño. Casi ningún punto fantasía lleva tanta cantidad de lana o hilo como los ochos.

Vayamos a las imágenes:

el clásico ocho simple, al crochet , by Claudia Daneu

ocho simple crochet, de cerca, by Claudia Daneu

el clásico ocho doble, al crochet, by Claudia Daneu

clásico ocho doble, de cerca, by Claudia Daneu

ocho doble con variación, by Claudia Daneu

ocho doble con variación, de cerca, by Claudia Daneu

ocho doble estilo torzada, by Claudia Daneu

ocho doble estilo torzada, de cerca, by Claudia Daneu

CLAUDIA DANEU (Soldebuenosaires)

Anuncios

Read Full Post »