Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Miscelánea de tips (part 2)’ Category

7) Es conveniente revisar el tejido una vez que finalizamos la hilera; cuando tejemos un punto fantasía más o menos complejo (que exige que estemos contando permanentemente, que dos de tal … más cuatro de tal …, etc.) podemos distraernos, nomás si alguien nos habla. Es preferible deshacer media hilera, poco más o menos, y volver a tejerla, que darnos cuenta mucho después y tener que destejer mucho más, o aun peor (malísima opción) dejar que un error estropeee la perfección del dibujo.

8) Cuando al final de una hilera nos toca tejer una vareta o un grupo de varetas, y para girar y continuar hacemos dos o tres cadenas (según sea vareta simple o doble), no es bueno reemplazar la vareta por esos puntitos cadenas más uno (como para equiparar la altura de los demás puntos vareta), debido a una simple y notoria razón: al confeccionar la unión (puesto que estamos hablando del punto que exactamente va sobre el borde lateral del tejido) esas cadenas ocupan bastante menos espacio que si tejiéramos la vareta también, y entonces queda cierto calado indeseado que nada tiene que ver con la trama que venimos haciendo.

9) Ciertos hilos o lanas tienden a separarse en sus tres o cuatro hebras (sea por la textura sedosa o rígida de la fibra, o por la manera en que están trenzadas): en tal caso hay que ser muy cuidadosa, y agarrar todas las hebras al tomar una lazada o al pinchar el punto de la hilera de abajo, controlando que todas las hebras siempre pasen correctamente … todas juntas.

10) Algunos hilos no están constituidos por una “torzada” de varias hebras, sino por una verdadera cadena (idéntica a nuestro punto cadena de base), hecha de una única hebra: este tipo de hilo tiende a ceder muchísimo, el tejido se estira demasiado, la prenda se deforma o se agranda a poco tiempo de estrenarla; si bien estos hilos son bellísimos (generalmente de seda muy brillante, y de extremada suavidad), hay que tener la prudencia de tejerlos con tramas bien compactas, evitando en lo posible los calados y los puntos flojos con agujas gruesas.

11) En zonas en las que el tejido vaya a soportar mucho peso o mucho roce (por ejemplo, en un bretel , o en un puño a la altura donde quiera doblarse) es necesario usar puntos que “agarren” bien fuerte los puntos de la hilera de abajo (para así lograr una mejor resistencia y durabilidad), y nunca asir sólo una de las lazadas del punto de la hilera de abajo (tal como se hace en el medio punto con nervadura o con relieve). Del mismo modo, no es bueno que solas cadenas (que sean parte de algún dibujo de fantasía), soporten peso (por ejemplo, en breteles o en manijas de carteras) porque, en el mejor de los casos, la pieza se deformará, y el el peor de los casos, la cadena acabará cortándose por excesiva tensión.

 

Soldebuenosaires (CLAUDIA DANEU)

Anuncios

Read Full Post »