Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘consejos para lavar y guardar prendas crochet’ Category

12) Cuando hacemos aumentos o disminuciones internas, y si hay hileras con abanicos o arcos de medio punto cuyo número de puntos sea par, y si en la siguiente hilera tenemos que tomar un punto desde el centro exacto del abanico o del arco … entonces habrá que tener la precaución -en el momento de tejer las varetas (del abanico) o los medio puntos (del arco)- de añadir un punto cadena intermedio, en el justo centro del abanico o del arco, a fin de procurar el espacio preciso y cómodo desde donde tomar el debido punto en la siguiente hilera.

13) Las prendas al crochet pueden ser lavadas perfectamente en los lavarropas automáticos, utilizando siempre programas adecuados a ropas delicadas, jabón de buena calidad, y un poco de suavizante; toleran muy bien los centrifugados suaves (los cuales son mucho menos agresivos para la prenda que la torsión manual); si la prenda está demasiado mojada (sin centrifugar, o por estar lavada a mano, con el peso del agua ajeno al peso de la lana) no se debe “colgarla” sino extenderla horizontalmente en algún espacio libre (una mesada, una silla, la bañera en horas en que nadie la usa, etc.), acostada naturalmente (sin estirarla demasiado, siguiendo su tensión normal) sobre una toalla que lleve por debajo unas cuantas hojas de papel de diario que absorban la humedad. Una vez que la prenda escurrió, y ya sólo tiene el peso de su hilado, sí se la puede colgar con cuidado hasta que termine de sacarse; hay que tomar la precaución, no obstante, de no aplastar ningún lado con los broches.

14) Las prendas al crochet (todas, sin excepción) nunca deben guardarse colgadas en una percha, sino prolijamente dobladas, a fin de evitar que se deformen.

15) Nunca, jamás, debe plancharse el crochet, bajo ningún concepto.

16) Los accesorios pequeños (bolsitos chicos que usamos de estuches para usos diversos, guantes, y carteras), se lavan muy bien a mano, con jabón neutro (puede ser el de tocador, o simplemente jabón blanco); quedan perfectamente limpias y suaves.

17) Las varetas en realce al derecho, vengan aisladamente o en bloque en un diseño de fantasía, lucen muchísimo mejor si la vareta de la hilera de abajo (desde la cual la tomamos) está sobre su lado revés. Igualmente, las varetas en realce al revés saldrán más lindas si se las toma desde una vareta de abajo que esté sobre su lado derecho.

18) Los puntos fantasía que requieren sólo 2 hileras para completar la altura de la secuencia, tienden todos a desarrollar cierta inclinación lateral (o sea, los costados no forman un ángulo perfectamente recto con la línea de la hilera de inicio, sino que hacen un esbozo romboidal), pero ese defecto es siempre compensado al hacer las uniones con las demás partes de la prenda. Esto no sucede con puntos que requieran 3, 4 o más hileras en su secuencia.

19) Aquellos puntos que “se enrulan” en sus bordes, se equilibran tanto al hacer las uniones de las partes de la prenda, como así también al tejerle las terminaciones.

SOLDEBUENOSAIRES (Claudia Daneu)

Read Full Post »