Feeds:
Entradas
Comentarios

Parece un sueño, pero es real. Dentro de una sola y misma trama, dibujar abanicos o rombos, y tejerles rosas de colores dentro, todo hecho al mismo tiempo, línea por línea, hilera por hilera, es perfectamente posible; todo gracias a la maravillosa técnica del jacquard. Sólo hay que tener la precaución de ir desenredando los ovillos con cada cambio, para evitar inconvenientes y así poder tejer cómodamente a lo largo de toda la hilera. El resto es paciencia y cariño. Aquí van los ejemplos (con video tutorial):

SOLDEBUENOSAIRES (Claudia Daneu)

El trabajo conjunto de la imaginación, la mente con su obrar matemático-musical (haciendo armonía pura), las manos, el ganchillo y las lanas de colores… crea verdaderos milagros.
Entre esos milagros se cuenta el de lograr telas… ¡sí, telas! …como las industriales o las de telar; trazando líneas sesgadas de distintos colores, con diferentes módulos combinatorios de puntos básicos, nacen tweeds bellísimos y sumamente originales. Según los colores y los puntos base que se utilicen, saldrán con diverso estilo, adaptable a cualquier necesidad de la moda crochet. Eso sí, la ley del tweed es la siguiente: requiere la técnica del jacquard sí o sí (o sea, usar más de una hebra en todas y cada una de las hileras, lo cual implica tomarse la molestia de desenredar las hebras constantemente, contar muy cuidadosamente, y adecuar el trabajo a pasar hebras tanto por delante como por detrás). Pero… bien vale la pena el trabajo esmerado y cuidadoso!
¿Vemos algunos ejemplos?

(Soldebuenosaires) CLAUDIA DANEU

Hoy quiero presentarles, a modo de continuación de lo que una vez expliqué en mis post n° 12 (PANCITOS Y ROSETONES: SECRETOS DE DISEÑO Y CONFECCIÓN) Y n° 13 (CHALEQUITOS HECHOS CON ROSETONES), una variante más avanzada, más artística, más vistosa, más original, más moderna: lo que daríamos en llamar “flower print crochet”.
Para hacerla, primero tenemos que elegir una variedad de flor que nos guste; buscaremos en el balcón, en el jardín, en la florería, o en la infinita galería de fotos en la Web. Detalle principalísimo: la flor a reproducir mediante el ganchillo debe tener 4 o 6 pétalos, para obtener así los necesarios cuadrados o hexágonos para unir luego. Los cuadrados y los hexágonos, recordemos, son las únicas figuras geométricas que nos permiten crear una tela uniendo partes de tales formas.
Son tres las claves de diseño imprescindibles para lograr un bello flower print:
1) Usar dos o tres o más colores para tejer cada pequeña (o no tan pequeña) flor.
2) Utilizar en la creación del diseño de la flor la mayor variedad posible de puntos básicos (por ejemplo: mezclar medio punto con varetas con y sin relieve, con punto ananá, etc.); eso enriquece enormemente el dibujo, y hace que se destaquen mucho más los rasgos característicos de la flor.
3) Las uniones (siempre tejidas, punto por punto juntando los puntos de la hilera final de cada pétalo, con la de la flor vecina) pueden ser hacia el lado externo (el derecho), o bien hacia el revés; eso se verá según el caso, según la prenda, y según el gusto de cada quien.
4) La idea es crear una flor crochet lo más semejante posible a la flor natural. Eso, multiplicado por muchas unidades juntas, genera un efecto visual realmente espectacular.

Aquí van algunos ejemplos:

Nomeolvides:

Amapola:

Orquídea:

Mini girasoles:

Trébol de cuatro hojas:

Soldebuenosaires (CLAUDIA DANEU)

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 290.000 veces en 2013. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 12 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.

Ya en otro post (hace mucho tiempo), les hablé acerca del tema de los encajes al crochet.
Hoy les presento a mis angelitos dentro de un encaje.
A mí me parece muy interesante la idea de incluir figuras concretas (en este caso los angelitos) dentro de una básica red que los contenga; obvio, se teje figura y red al mismo tiempo. De veras, ideando primero (en la mente) la versión crochet de una figura dada, siempre es posible realizarla insertándola dentro de la red; así, se obtiene un verdadero encaje, pero completamente fuera de lo común y preestablecido. A este tipo de encaje, ¡se le puede dar la aplicación que se quiera!
Veamos el video con instrucciones:

Espero que les guste mucho.
(Soldebuenosaires) CLAUDIA DANEU

Hoy quiero mostrarles mi campanita crochet. La hice con lana súper gruesa, de manera que conservara por sí sola sus formas naturales tras ser tejida… y con mi “Punto Rombos”… en redondo (mi estimadas lectoras, sólo lo habían visto tejido en recto… hasta ahora). Creo que me salió muy muy barroca y pomposa, pero también de mucha ternura (cosa que la hace amable). Véanla en este pequeño video:

Con todo cariño, espero que les guste mucho,
SOLDEBUENOSAIRES (Claudia Daneu)

Muchas veces les hablé sobre la posibilidad infinita de jugar con las formas en el crochet, todo mediante el sabio uso de aumentos y disminuciones. Una manera de jugar con las formas es, ciertamente, la transformación de las mismas, la metamorfosis de una forma que “talla” una cosa (mediante algunos cambios en la cantidad de aumentos o disminuciones) en otra forma que “talla” otra cosa diferente. Tal es el caso del pequeño árbol navideño que les enseño hoy: la base es la mismísima estructura de la superclásica rosa de Irlanda. La transformación hace de ella un bello árbol, que puede hacerse tan grande como se desee, según el gusto y los requerimientos de cada quien. Veamos el video:

Espero que les guste, y les resulte de utilidad.
CLAUDIA DANEU (Soldebuenosaires)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 504 seguidores